Historia de Barranco

LEYENDA SOBRE EL ORIGEN DE BARRANCO


La leyenda data de mediados del siglo XVIII (1750) cuenta que el distrito de Barranco, tiene un origen milagroso por la aparición de una cruz luminosa sobre uno de los taludes o barrancos que daban sobre el mar, la cual fue observada por un grupo de indios pescadores de Surco. Posteriormente un panadero de apellido Caicedo levantó la primera capilla en agradecimiento al señor del Barranco, que hizo el milagro de salvar a su esposa que se encontraba grave; luego en su entorno se fue formando la futura población barranquina, lugar donde se ubica actualmente la Ermita.

Una luminosa aparición*

Pocos pueblos pueden preciarse de haber tenido en sus inicios un milagro, una epifanía, una aparición.  Este es el caso de Barranco. Durante un largo tiempo el milagro fue conservado y transmitido por la tradición hasta que nuestro cronista y poeta Juan de Arona la puso por escrito en la Linea de Chorrillos. Descripción de los tres principales balnearios marítimos que rodean a Lima, DE LA SIGUIENTE MANERA:

"Hasta mediados del siglo pasado, los indios de Surco salían a pescar por el Barranco, que era un mero campo más o menos cultivado".

“El punto por donde bajaban a la playa partía de lo que después ha sido la plantación de astrapeas de Domeyer, y de lo que será pronto, Dios mediante, la estación del ascensor hidráulico para los baños, o carro funicular”.

“En una de las noches en que los indios pescadores de tierra adentro avanzaban como de costumbre por el filo del barranco, próximos ya al principio de la bajada a la playa, distinguieron en el suelo una lucecita y que se iba y se venía. Por varias noches se repetía el fulgor. Los indios aterrorizados, comenzaron a creer en el carbunclo, que conforme a una tradición muy válida en los días del coloniaje esta un animal cuyos ojos alumbraban de noche. Supusieron después nuestros pescadores que se trataba de un palenque de malhechores; y para no ser victimas de un malón, resolvieron tomar la ofensiva. Al efecto descendieron una noche armados de palos, y dando sobre la luz, comenzaron a sacudirle el polvo al suelo. Al primer golpe había desaparecido la luz material, pero un claror espiritual les advertía que estaban perpetrando un horrible sacrilegio. La causa emisora de la luz era un gran crucificado, que allí, en el suelo, en la tierra suelta e inclinada del barranco, aparecía trazado con bastante perfección. Los indios se quitaron los sombreros, depusieron los palos, cayeron por tierra, sepultaron la frente en el polvo; y de rodillas los unos, bocabajo los más pasaron lo que queda de noche lanzando sombríos ululatos. De vuelta a Surco a la mañana siguiente, narraron el prodigio.
La gente acudió en masa a ver por sus ojos, y si tal cual no veía desprenderse íntegro el crucificado, lo atribuía naturalmente a las mutilaciones ocasionadas por los sacrílegos palos. La romería quedó establecida. Por mucho tiempo no hizo falta un santuario en forma, pues no lo requiere lo que esta bajo la égida de la fe. Los fieles depositaban allí como podían sus ofrendas, sus presentallas, sus exvotos, sus ramitos de albahaca y romero”.

A esta narración, le siguió una década después, en 901, la que escribió el presbítero Manuel de la Fuente Chávez, ultimo capellán de la Ermita y primer párroco de Barranco 

"Como de la historia de la Capilla de Barranco no hay nada escrito, solo se sabe por tradición su origen. Según se cree, a mediados del siglo XVIII, unos pescadores de Surco que trabajaban en el mar de Barranco habían notado a distancia una luz y temerosos que fuese ese lugar alguna reunión de malhechores, se reunieron varios con el objeto de ver qué significaba esa luz. Emprendieron su marcha siguiendo la luz y estando cerca desapareció, examinando el lugar donde salió encontraron la imagen de un crucifijo pintada sobre el mismo barranco. Este acontecimiento movió la piedad de los fieles, se encomendaron a dicha imagen y se verificaron algunos milagros, no se sabe cuáles eran y solo se da cuenta de la sanidad de la esposa de un panadero del Carmen, nombrado Caicedo, el cual fabricó la Capilla sin que se sepa con qué finalidades se hizo, dejándola concluida con su sacristía y una pieza contigua a ella”


El origen de Barranco
es de envidiar, sí señor,
porque al revés de otros pueblos
que deben su fundación
a un blanco aventurero
o a un indio emperador,
los barranquinos sabemos
por muy vieja tradición,
que el fundador de Barranco
fue nada menos que Dios

Anónimo


A continuación les comparto  unos enlaces de los programa emitido en Sucedió en el Perú, Reportaje al Perú y a la Vuelta de la Esquina.
 
  1. https://www.youtube.com/watch?v=QQyebJWETYo&ab_channel=HistoriaPeruana
  2. https://www.youtube.com/watch?v=6mtHfcqZ7-s&ab_channel=gerardolipe15
  3. https://www.youtube.com/watch?v=SCkg4fCsxYI&ab_channel=GUSVAL


*Tomada del libro Barranco, historia, leyenda y tradición.

Barranco en la época Colonial